Muy Mate. 2016.Universidad de Valencia. Facultad de Ciencias Sociales.

2016-06-01-13-46-292016-06-01-14-06-042016-06-01-14-05-54

 

Joan Lluis Llopis,

 

Mi interés por la obra de Felicia Puerta se despierta porque alguien de manera inocente puso un catalogo a mi alcance y éste provocó en mí una grata impresión, una curiosa inquietud.

Al observarlo detenidamente me evocó al igual que un buen vino de crianza varios sabores artísticos. Procesos de Calduch, espacios de Scully, de Carmen Michavila , incluso las ventanas de Matisse. Y es que cuando cierro los ojos mi mente empieza a divagar sin poder dejar de navegar y escarbar entre las experiencias vividas.

Pero sería injusto quedarme sólo ahí ya que al visitar la exposición, al tenerla enfrente mío, al palparla con los sentidos, me doy cuenta que la obra emana por sí misma. Composición, ritmo, estructura y sus relaciones parecen convivir innata y explícitamente en la pinturas de Felicia Puerta.

Sí, la forma está muy trabajada, sin fisuras , y si bien está muy distendida no hay nada al azar ni a la improvisación. Predomina la línea recta y los espacios rectangulares que transforman y moldean el lienzo con armonía y de manera sutilmente dispar renunciando a las curvas, a lo orgánico , tal vez a lo tradicionalmente asumido como femenino, en pro de realzar una postura , un gesto claro ante lo que se persigue.

 

Pero centrándonos en lo poético Felicia Puerta te invita con sus lienzos, te empuja diría yo, a recorrerlos, a pasear, paso a paso en un viaje relajado , placentero, alegre y dinámico. Vemos en ellos colores terrosos, grises, óxidos, texturas, líneas y planos que parecen añorar nuestro cielo y nuestra huerta, donde lo natural se cultiva tal vez de manera espontánea , pero con recelo. Sus pigmentos armoniosos , sus matices y sus luces conviven separadamente entre pequeños pedazos, tela sobre tela, unos junto a otros como en áreas aisladas que almacenan diferentes recuerdos vividos y que forman un todo con el todo.

Y para colofón y divertimento del espectador, Felicia Puerta atrapa la sinrazón provocándonos con una ligera licencia de color, rojo o azul, saturados, una ventana a la imaginación que nos obliga a releer y a degustar en el paladar un nuevo sabor de boca.

La exposición MUY MATE es un producto recomendable y sobretodo reconfortante, algo muy de apreciar en estos tiempos en los que el arte sigue en funciones.

 

Productes made in martíllopis.

La pobla de farnals , 20 de juliol d 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *